2. Hacer el intinerario de viaje y preparar todo lo que sea necesario

52598499-explorador-de-la-planificación-

En este apartado reflexionaré acerca de cómo  organicé el intinerario (que en este caso fue planear paso a paso) y la preparación para este viaje por medio de experiencias laborales que contribuyeron a mi formación pero que también me plantearon retos. 

Trabajé como docente de la Universidad de Nariño, durante un año impartiendo la asignatura de "Lectura y producción de textos argumentativos" el cual  estaba dirigido hacia estudiantes de todas las carreras  para que pudieran mejorar su redacción de textos formales y científicos además de las destrezas de escritura y lectura.

Al desempeñar este nuevo papel profesional noté que es necesario formarse para tener nuevas herramientas y conocimientos que permitan el crecimiento personal y laboral, es decir; poder enseñar con la suficiente capacidad para atender las necesidades de los alumnos y sus demandas académicas e intelectuales.

 

Por otra parte al trabajar como profesora de inglés en la academia privada noté que entre los aspectos positivos que surgieron a partir de trabajar con poblaciones  de diversas edades, se encuentran:

 

La aplicación de diferentes didácticas de acuerdo con las necesidades de los estudiantes, debido a que es distinto enseñar a niños de 6 a 11 años, que  adolescentes de 15 a 18 años. Con los niños, la creatividad y las actividades dinámicas son necesarias, sin lugar a dudas; pero con los adolescentes, es necesario que las tareas estén vinculadas a los temas de interés para los mismos. Y si se habla de adultos que trabajaban en diferentes ámbitos profesionales,  también cambia mucho la didáctica que se utilice, inclusive, se hace mayor énfasis en el vocabulario que requieran. Todo esto me lleva a reflexionar acerca de las distintas posibilidades de currículo que existe en cada institución y como se maneja, es decir, de acuerdo al enfoque que tenga cada sitio (de enseñanza- aprendizaje de una lengua extranjera), se desarrollarán las didácticas y en este punto debo decir que creo que conté con suerte de trabajar en un lugar en el que cada profesor tenía la libertad de obrar conforme a las necesidades de su grupo.Un ejemplo era que debíamos complementar los planes de clase que nos eran entregados. Ahí podíamos hacer énfasis en alguna habilidad o algún ejercicio en el cual nosotros ya hayamos identificado que nuestros estudiantes tenían debilidad. Esto permitía que el docente pudiera usar muchas más herramientas que el libro guía.

 Además, por supuesto que nos regíamos por el Marco Común Europeo de las lenguas. En adición , puedo decir que  esta experiencia docente me formó para conocer como es el mundo laboral de la enseñanza de idiomas. Aprendí a tener la responsabilidad para planificar, evaluar, identificar las necesidades de los alumnos y  me dio muchas ideas para mi futuro profesional.