Telecolaboración 3

En la tarea 3, de videoconferencia para hablar acerca de los vídeos que intercambiamos fue una experiencia muy agradable que disfrutamos. Tanto para Margret (nuestra estudiante en Islandia) como para nosotros, fue un intercambio interesante porque nos permitió conocer un poco más acerca de “su mundo” y el nuestro en este momento y en este lugar tan lindo llamado Barcelona. Margret comentó que le gustó el vídeo porque mostramos lugares que no suelen ser populares o “turísticos” y a ella le agrada conocer  diferentes sitios pero con personas locales que le puedan indicar cómo es la vida ahí. Por esa razón decidimos hacer el vídeo acerca del tapeo y de los jardines griegos en Barcelona.

Ahora, el transcurso en esta asignatura, ha sido un constante descubrimiento de nuevas herramientas que he aprendido a utilizar y a potenciar  para la enseñanza de ELE, pero también para mi propio aprendizaje. Bien dicen que un buen profesor nunca deja de aprender.

La idea de la telecolaboración fue algo nuevo para mí y que recibí con mucho entusiasmo, por que pensé que tendría contacto con algún aprendiz desde cero. Por el contrario, nuestra compañera se expresa muy bien en español, de modo que representó un reto para guiar su aprendizaje y aún seguimos trabajando en ese aspecto.

Con respecto, a las tareas que desarrollé para realizar este proyecto, noté que efectivamente hay varias teorías de adquisición de la lengua, detrás de esta froma de trabajar con los alumnos, como el input comprensible, que se pueda producir un output en condiciones adecuadas, etc.

Además de la concepción del aprendizaje como un acto colaborativo y en equipo.Por que al reflexionar e intercambiar opiniones se aprende del otro y esto ha sucedido con nuestros colaboradores en Islandia. Aún en nuestras conversaciones con compañeros del master y al mirar los diferentes vídeos que se subieron a la plataforma de Flipgrid, podemos notar que hay mucho por aprender de ellos y su cultura. Pero el aprendizaje no va solo en línea recta, sino que es trasversal, al tiempo que enseñamos lengua, enseñamos cultura. Ese ha sido el mayor aporte de la telecolaboración en mi vida.

La visión que tenía, tanto de la telecolaboración como del e-learning  ha cambiado mucho, porque, ahora veo estas herramientas como grandes posibilidades de educación. Las cuales no solo permiten la libertad de tiempo y espacio, sino que empoderan a los estudiantes para adquirir autonomía en su carácter y el desarrollo de la independiencia y autonomía para estudiar cualquier área.

 

 

Las acciones que tomé como docente, fueron indagar acerca de ¿qué podría ayudar al aprendizaje de Margret?, puesto que es una alumna que tiene muy buena expresión oral pero que necesita desarrollar su español de una manera más formal, de modo que decidí escribirle un correo a su profesora y coordinadora del proyecto en Islandia: Maria Del Pilar C. Coello. Ella nos respondió que podíamos incluir actividades que reten a Margret a familiarizarse con un vocabulario un poco más elaborado y formal, de modo que, usaremos publicaciones periodísticas, noticias reales y propondremos actividades en las que ella tenga una alta demanda de vocabulario complejo. Además nuestro objetivo es fomentar una colaboración entre ella y la otra compañera del proyecto, para que puedan apoyarse y ayudarse mutuamente.